Qué saber antes de comprar un piso

Cuando se está eligiendo comprar un piso hay muchos factores que se deben tener en cuenta. Tienes que decidir si el piso es adecuado para los diferentes propósitos que tienes en mente, por eso,  es importante tener en cuenta factores, como la calidad del piso, el mantenimiento posterior o el coste de compra. Conocer y tener en cuenta todos estos factores ayudarán a tomar la decisión correcta.

Si ya te has leído nuestra entrada principal con una buena y extensa guía sobre como comprar un piso ya debes tener algunos de los principales elementos importantes en la cabeza, y por tanto no hace falta repetirlos en exceso. A partir de aquí, podemos hablar detalladamente de algunos factores que saber y conocer antes de hacer el salto.

Necesidades habitacionales

Es la clave de todo. Incluso antes de determinar nuestro presupuesto, debemos saber que estamos buscando, y esto no deja de ser simplemente entender nuestras necesidades habitacionales. Bajo este término tan complejo, simplemente se esconde el que sepamos que estamos buscando.

No es lo mismo una pareja recién casada que busca un piso con la mente en tener un pequeño vástago, que una familia al completo con perrete y gato incluido en el pack. Tampoco es lo mismo buscar una casa para un joven soltero que simplemente tienes unos pequeños ahorros y quiere irse de casa de sus padres.

No hay que seguir demasiado, cada uno de los casos anteriores es diferente, y de hecho, existen tantos casos como personas existen, porque al final una casa no deja de ser la extensión de nosotros mismos, y por tanto, una descripción de nuestra vida, futuro y expectativas.

Muchas veces confundimos lo que queremos con lo que necesitamos, esto no es un problema cuando hablamos de una camisa que quedará en el armario, pero cuando hablamos de hipotecarnos para 30 años, la dimensión de la tragedia donde nos podemos atar si es algo a tener en cuenta.

Debemos por tanto, determinar nuestras necesidades, y que tipo de vivienda estamos realmente buscando.

Ahorro disponible

Otro de los grandes elementos a tener en cuenta es saber que dinero tenemos disponible. Hay que tener en cuenta que más allá del precio del propio piso, aquello que vemos en

Uno de los principales factores que determinarán la vivienda que podemos comprar es nuestro presupuesto, que a su vez queda determinado por nuestros ahorros.

Por más que te vendan que puedes conseguir un piso sin ahorros previos, esto es altamente complejo. La principal fórmula que te pueden ofrecer es una hipoteca del 90% o 100% del valor de tasación del piso. Si por ejemplo ese valor de tasación está por encima del precio que has conseguido, tienes un margen que puede ser utilizado para pagar otras cosas.

Pero la realidad es que se trataría de una operación de alto riesgo, y que con las normativas vigentes es altamente complejo que se pueda llevar a cabo. Además, debes pensar que no solamente está el propio precio del piso, también debes tener en cuenta otros gastos, como impuestos, comisiones del vendedor, o llegado el caso, incluso el cambio del paño de la puerta (por citar algo), así que lo mejor es tener preparado una buena cantidad ahorrada.

Un consejo de abuela sería que calcules aproximadamente un 30% del valor del piso. Es una aproximación nada científica, pero que más o menos puede servirnos para calcular el ahorro necesario de entrada.

Estado del inmueble

Pero todos los números que hemos hecho en el anterior apartado se pueden ir a nada si al visitar el inmueble que nos ha gustado vemos que necesita de grandes reformas.

Aquí debes prestar especial atención. Un piso para entrar a vivir suele ser bastante más caro que uno que necesite reformar. La mayoría de personas preferimos directamente una mudanza rápida, que todo esté listo, y gastar lo mínimo posible, ya que seguramente habrá una descapitalización (quedarse sin ahorros) en la propia compra.

Pero lo cierto es que cuando vamos a ver un piso debemos hacerlo con ojos de cubrir aquellas necesidades de las que hablamos antes, es decir, que quizá un piso totalmente destrozado y que necesita de mucha reforma, se ajusta mucho más a lo que necesitamos, y además, en una reforma podemos ajustar aún más nuestros gustos y preferencias.

Al final se trata de un factor que debes escoger a tu gusto, si prefieres una reforma o no, además, también entran en juego otros factores de tiempo y oportunidad. Pero es algo que debes tener en cuenta.

Ubicación

La ubicación lo es todo, así que debes tener en cuenta cuando buscas un nuevo piso. A veces conocemos perfectamente el entorno, aquello que sabemos que en tal calle huele mal por una batería de contenedores de basura mal puestos, o incluso que en tal o cual sitio hay problemas con el ruido de un parque.

En otras ocasiones no tenemos ni idea de la zona, por eso, si hemos visto el piso de nuestros sueños, antes de dejarnos llevar, hagamos una visita por toda la zona, caminemos, estar un rato en un banco de la zona, rastrear por redes si hay problemas.

Todo esto debería ser algo normal, pero poca gente lo hace, y luego se llevan la sorpresa de tener un piso que ha salido por un precio inusualmente bajo, con problemas añadidos y con una maravillosa hipoteca de 30 años.

Cargas y afectaciones urbanísticas

Otro factor que pocas personas se paran a revisar son las cargas y las afectaciones urbanísticas. Las primeras están solventadas porque en la mayoría de contratos de arras ya se establece que deben estar la propiedad sin ninguna carga, pero las afectaciones urbanísticas pocas veces se revisan.

Por ello, todas las administraciones cuentan con webs y bases de datos interactivas dónde ver los diferentes planteamientos urbanísticos. En todo caso, siempre nos podemos acercar al ayuntamiento de turno y plantear allí nuestras dudas.

Algunas cosas interesantes