Que es la amortización de una hipoteca y porqué te puedes ahorrar mucho dinero

Cuando llevamos a cabo la compra de una vivienda hay muchos aspectos a tener en cuenta en tu hipoteca, quizá uno de los que menos se tienen en cuenta o se le da menos valor es la que hace referencia a las amortizaciones de la futura hipoteca.

Pero ¿a que se refieren cuando nos hablan de amortizar la hipoteca o amortización del crédito hipotecario? Pues básicamente algo tan fácil como realizar una aportación extra a nuestra hipoteca, y de esta forma, reducir el tiempo o el monto que nos queda por pagar.

Apalancarse

Una de las palabras que más se utilizan en todo esto es el término apalancar. Detrás de este término se esconde algo tan fácil como intentar llevar lo más lejos posible las deudas. Es decir, si tenemos una parte reservada para hacer la aportación inicial del piso, la teoría del apalacamiento lo que nos indica es simplemente que debemos dar el mínimo dinero posible y apalancar, es decir, hipotecar, el máximo que podamos.

Bueno, eso es una teoría.

Aportaciones en cuotas o plazo

Pero cuando hablamos de amortizaciones, ya estamos dentro del terreno de los que ya tienen una hipoteca y tienen unos ahorros extra. Existen dos grandes fórmulas para las aportaciones parciales: por duración o cuota.

Como sus nombres indican, la gracia es que podemos hacer esa aportación parcial para reducir las cuotas o para reducir el tiempo de la hipoteca. En los dos casos tendremos un ahorro substancial. ¿Pero cual es la mejor opción? Vamos a analizarlo con números:

¿Que es mejor, amortizar duración o cuota?

La mejor respuesta es: depende. Porque no todas las situaciones en casa son iguales, y la economía familiar puede demandar una cosa u otra, pero lo cierto es que existen varias posibilidades y que las dos suelen representar un ahorro.

Pero para hacerlo más fácil vamos a verlo con números en la pantalla.

  • Hipoteca a 20 años
  • 100.000€ pendientes de pagar
  • Interés del 1,58%

En esta situación, si queremos hacer una aportación de 10.000€, el resultado sería el siguiente:

  • Reduciendo cuota: la nueva cuota seria de 446,82€, consiguiendo un ahorro de 1915,21€.
  • Reduciendo plazo: nueva cuota de 496,47 (o sea, la misma), nuevo plazo 17 años y 6 meses (o sea, reduces 2 años y 5 meses), y el ahorro sería de 4039,04€.

Como se puede observar en esta simulación, la reducción de tiempo siempre es más beneficiosa en términos de ahorro general, básicamente porque al estar menos tiempo pagando intereses, estos los puede ahorrar en el total.

Pero esto no quiere decir que la amortización reduciendo plazo sea la mejor opción para ti, siempre debes analizar la circunstancias y como afrontas tu economía familiar, al final también se trata de saber priorizar y también de adaptarse a las finanzas personales, que varían depende de la casa, por supuesto.

Ante todo, recuerdo que puedes leer muchas recomendaciones, como esta, pero que las decisiones en tu economía doméstica las acabas decidiendo por ti mismo.

Algunas cosas interesantes

Resumen Julio 21′

A partir de ahora he decidido por ir explicando de forma muy breve los avances de las inversiones modestas que tenemos en casa. Resumen Este