Cuanto dinero hay que tener ahorrado para comprar un piso

Una de las preguntas más habituales cuando afrontamos la compra de un piso es saber que dinero hay que tener ahorrado para comprar un piso. No es una pregunta fácil, ya que existen muchos condicionantes diferentes, y muchas circunstancias personales que hacen variar la cifra final, pero en esta pequeña entrada vamos a intentar darte algunas pistas para que por lo menos, tengas algunas nociones y herramientas para afrontar este tema.

Seguramente habrás escuchado el consejo tan habitual de que el dinero que necesitas para comprar un piso es alrededor del 30% del valor del piso que quieras comprar.

Se trata de una forma de calcular muy a bulto. De ese 30% un 20% es la parte que normalmente no te financia el banco en la hipoteca. Normalmente porqué hay algunos bancos que ese 80% lo calculan en base a la tasación del inmueble, esto quiere decir, que si has negociado bien, y el piso que vas a comprar tiene un valor más alto del que has pactado, quizá tengas un margen de maniobra. El otro 10% que nos falta es para impuestos, tasas, comisiones y demás gastos.

Pero realmente, ¿que gastos me puedo encontrar al comprar un piso?

Cada perfil de persona es diferente, y por más que queramos, nuestros ingresos siempre determinaran el nivel de “riesgo” que representamos para el banco y por tanto que condiciones nos harán cambiar y que margen nos proporcionaran.

Dejando estos elementos más personales de lado, vamos hacer una pequeña lista de todos aquellos gastos que normalmente nos encontramos, por supuesto, cada caso es diferente y quizá en tu caso, negocias las condiciones y no existen algunas de ellas.

  • 20% no financiado por la hipoteca.
  • Comisión de la inmobiliaria.
  • Impuestos.
  • Tasación.
  • Seguros relacionados: vida y hogar.
  • Gastos notariales.
  • Cambio de cerraduras inicial.
  • Gastos de obertura hipoteca.

Como puedes observar, la lista de gastos no es que sea pequeña. Así que para calcular una cifra siempre debes tener en cuenta los costes de todas aquellas cosas que muchas veces no tenemos en cuenta cuando iniciamos el proceso.

Por supuesto, la mayoría de estos gastos no suelen ser tan grandes como como el propio valor, pero cosas como el 20% de la cantidad no financiada y los impuestos, son los dos elementos que se determinaran a partir del valor del inmueble, y que más se modificarán.

Oferta y arras

Una cantidad que también debes tener en cuenta es la cantidad de la formalización de la oferta y las propias arras. Piensa que este dinero deberás aportarlo en el inicio de todo el proceso, y por eso, debes tenerlo ahorrado de forma previa.

La reserva o oferta formal suele ser un 10% del precio del inmueble si el valor es bajo, si es alto suele estar alrededor de 3000-6000€, las arras también suelen ser otro 10% del valor del piso, aunque cada contrato es libre de poner otras cantidades. De hecho, incluso hay casos en los que se hace una aportación de arras más alta para avanzar ese dinero.

Debes pensar que este dinero, tanto reserva como arras, es dinero que debes descontar del monto final, es decir, al contrario de impuestos o tasación, el dinero que aportes en la reserva y las arras se descontará del dinero final que debes aportar al vendedor del piso.

Provisión de fondos

Una de tus obsesiones debes ser esta palabra: provisión de fondos. No es nada más y nada menos, que la cantidad que debes aportar el día concreto de la firma en notaria. Es decir, el día en que escrituras y pagas al vendedor el valor del piso.

Es importante ya que de esos ahorros que tenemos inicialmente y de los que vamos sacando dinero para los diferentes gastos que hemos hablado antes, una cantidad se debe reservar para el día de la firma final de escrituras.

Esa cantidad es la que juntaremos con el dinero que nos aportará el banco a través de la hipoteca firmada, y con esos dos montos deberíamos hacer sin problemas frente a la cantidad final necesaria: la provisión de fondos.

Algunas cosas interesantes

Resumen Julio 21′

A partir de ahora he decidido por ir explicando de forma muy breve los avances de las inversiones modestas que tenemos en casa. Resumen Este